• Secretos Del Aprendizaje

Asume el 100% de responsabilidad


Esta es cruda verdad: si tu vida y tu empresa no están donde quieres que estén, la responsabilidad es toda tuya.


Cuanto más pronto asumas esta responsabilidad, más pronto comenzarás a avanzar.El objetivo de establecer esto no es rudo. Las personas de éxito rara vez son víctimas. De hecho, una de las razones por las cuales tiene éxito es porque asumen absoluta, total y completa responsabilidad de todo y cada uno de los aspectos de su vida - ya sea a nivel personal o profesional, bueno o malo, respecto a su trabajo o a otras áreas.


Mientras las víctimas suelen desperdiciar su tiempo y energía culpando a otros y quejándose, los que logran sus metas están ocupados generando resultados y las circunstancias que desean obtener. Mientras los emprendedores mediocres se quejan porque sus clientes potenciales no están comprando por esta o aquella razón, o culpan a su equipo por su mal desempeño, los emprendedores de éxito asumen el 100% de responsabilidad por haber encontrado a los clientes correctos, y más importante aún, por haber adquirido las habilidades necesarias para alcanzar el volumen y por hacer que los miembros de su equipo y sus clientes se sientan bien. Están ocupados trabajando, y no tienen tiempo para quejarse.


Establece un gran diferencia al momento en que asumes el 100% de responsabilidad de todo en tu vida ese es el mismo momento en que tomas el poder para cambiarla. Sin embargo, la gran diferencia esta en entender que asumir la responsabilidad no es lo mismo que aceptar la culpa. Aunque esta última determina quién es el culpable de algo, la responsabilidad determina quién esta comprometido en mejorar la situación. Rara vez importa quién es el culpable. Todo lo que importa es que tu estés comprometido a mejorar la situación. El tiene razón Es de gran ayuda cuando comienzas a pensar y actuar de manera consecuente, pues a partir de ese instante, tienes el control de tu vida y de tus resultados.


Cuando te apropias de todo lo que acontece en tu vida, no tienes tiempo para discutir quién es el culpable de lo que salió mal. El juego de las culpas es fácil, pero ya no tiene lugar en tu vida. Buscar razones para explicar porqué no alcanzaste tus metas es asunto de otros, no tuyo. Tu eres de los que se apropian de los resultados - sean buenos o malos- y tu eres quien celebra los buenos y aprendes supuestamente de los malos. Cualquiera que sea el resultado, tu siempre puedes elegir cómo reaccionar o responder ante cualquier situación.


Una de las razones por las cuales es importante esta manera de pensar, es que estás liderando con el ejemplo. Si siempre buscas un culpable, los miembros de tu equipo lo verán y es bastante probable que no admiren tu actitud. Así como al padre que trata de sacar lo mejor de sus hijos , aquellos a los que lideras siempre te están mirando y es crucial vivir según los valores que quieres inculcar en todos y cada uno de ellos.


Este cambio psicológico que te sugiero que hagas: asume la responsabilidad y la mayordomía sobre todas tus decisiones, acciones y resultados comenzando desde ahora. Reemplaza las culpas innecesarias por una responsabilidad inquebrantable. Así sea la falla de otra persona, pregúntate qué pudiste haber hecho y, lo que es más importante aún pregúntate qué harás en el futuro para evitar que eso vulva a suceder. Aunque es imposible cambiar el pasado, la buena noticia es que si puedes cambiar todo lo demás.


A partir de ahora no hay duda de quién está al volante y quien es el responsable de todos tus resultados. Tú haces las llamadas, el seguimiento y decides los resultados que deseas y los obtienes. Tus resultados son el 100% tu responsabilidad. ¿Verdad?


Recuerda que no estás en una posición de poder, sino en control y no hay límites en cuanto a lo que eres capaz de lograr.

▼Lima, Perú  -  📧 contacto@alejandroprado.com.pe
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle