• Secretos Del Aprendizaje

Cómo acelerar tu aprendizaje en la vida con hábitos diarios



Para aprender mejor y ser más inteligente, deberás tener un nuevo enfoque hacia la vida diaria. Esto se debe a que las pequeñas acciones que realizamos a diario terminan haciendo la mayor diferencia a largo plazo.


Los siguientes hábitos y prácticas son los ajustes que puedes hacer a tu estilo de vida actual y a tu horario diario para que pueda duplicar tu velocidad de aprendizaje y desarrollar nuevas habilidades en poco tiempo:


LUCHAR CON LA RESISTENCIA INICIAL


¿Te has dado cuenta de que cuando te obligas a hacer algo que realmente no disfrutas, hay resistencia? La mayoría de las veces, y especialmente cuando no hemos entrenado nuestra mente para controlarlo, lo escuchamos y simplemente no tomamos medidas.


Así es como se produce la dilación. Desafortunadamente, si eso se convierte en la norma, nunca verá el progreso con sus metas ni se convertirá en un mejor aprendiz.


Cámbiala con atención y en pequeños pasos. Lo primero que debes hacer es notar la resistencia y reconocerla. Por lo general, es un momento que continúa durante unos segundos y es cuando puede decidir si usted es el responsable.


Tu mente puede inventar excusas fácilmente y puedes pensar de inmediato en las razones por las que no debes tomar la acción.


Tal vez sea aprender 10 palabras nuevas en el idioma extranjero que actualmente estás tratando de dominar, hacer tu tarea, completar una clase de un curso en línea que estás tomando para desarrollar una nueva habilidad que te ayude con tu carrera, o más. Cualquiera que sea la actividad, debes comenzar.


Los primeros minutos de comenzar son difíciles, pero luego se vuelve más fácil. Cuanto más practique esta forma consciente de aprendizaje, más aumentará su fuerza de voluntad con el tiempo. Cada día siguiente, serás más fuerte que la resistencia.



ESTUDIA EN LA MAÑANA


Varios estudios sugieren que encontrar el enfoque en la mañana es mucho más fácil. Además, no hay distracciones en las primeras horas del día.


Tu acabs de tener suficiente sueño y te despiertas energizado. Sal de la cama un poco antes e invierte ese poder en tus estudios, proyectos empresariales o nuevas habilidades / pasatiempos.


Notarás que todo lo que aprendas durante esa o dos horas antes de que comience el día entra realmente en tu memoria a largo plazo y permanece allí por más tiempo.



HAZ UN PLAN PARA LOS PRÓXIMOS 30 DÍAS


La psicología ha demostrado que la formación de un nuevo comportamiento lleva al menos unos 30 días. Entonces, confía en los hechos y planifica en consecuencia.


Abre tu calendario y agrega 30 minutos, una hora o más a cada día o día por medio durante el próximo mes, lo que incluye hacer algo relacionado con lo que desea aprender.


Además, decide qué vas a hacer durante ese tiempo para no terminar postergando o no saber por dónde empezar y darte por vencido.


Sigue tu progreso.


Hay una razón por la cual las calificaciones existen. La gente se preocupa por la puntuación final y los números son lo suficientemente poderosos para mantenerlos motivados.


Independientemente de lo que deseas memorizar, aprender y mejorar, asegúrate de establecer hitos y realizar un seguimiento de su progreso. Esa es la única manera de saber si vas en la dirección correcta.


El seguimiento también te permitirá ver el panorama general y sentirse motivado, así como observar los detalles de los logros o fracasos del día a día y analizarlos.



ESCRIBE LO QUE APRENDES


Otro hábito simple que deberías desarrollar y que puede ayudarte a duplicar tu velocidad de aprendizaje es el hecho de escribir lo que aprendes justo después de terminar con él.


Escribir información nos ayuda a internalizarlo mejor. Nos permite llegar a nuestra mente subconsciente. Esto aumenta nuestra memoria y hace que el proceso de aprendizaje sea menos abrumador.


A veces, puede pasar horas revisando el material de un curso o investigar algo a fondo, solo para darse cuenta de que toda la información en su cabeza no está organizada y solo necesita un descanso. Eso es cuando escribir puede ayudar.


Algunos incluso dicen que puede reemplazar el proceso de aprendizaje real. Lo que significa que, independientemente del tema que necesites aprender, debes comenzar tomando notas y anotando lo que debes recordar al respecto. Eso podría ser suficiente para comenzar realmente a practicarlo o incluso prepararse para un examen.


TENER UN CAMBIO DE PAISAJE


Para recordar mejor, debes cambiar el entorno en el que te encuentras normalmente. Se ha comprobado que un cambio de escenario nos brinda una perspectiva diferente y ayuda a nuestras mentes a procesar mejor el material de estudio.


El aprendizaje al aire libre es una cosa popular también. Estar en la naturaleza, por ejemplo, te permite concentrarte más rápido y recordar más. Sin mencionar que desencadena tu creatividad y puedes hacer más.


Ahora sabes qué cambios diarios debes hacer o qué hábitos crear para acelerar tu proceso de aprendizaje y ver mejoras en todas las áreas de la vida. ¿Dónde empezarás?


Saludos,

Alejandro Prado



▼Lima, Perú  -  📧 contacto@alejandroprado.com.pe
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle